8704773378_15e085f293_b[1]

Zelve era el nombre de un pueblo, habitado hasta la década de 1950, en el Valle de Zelve. Por sus posibilidades de derrumbe, la población de este asentamiento se trasladó a lo que han dado en llamar Yeni Zelve (Nuevo Zelve) y el otrora pueblo quedó como un museo al aire libre, con tres cañones que se interceptan en la entrada.

Zelve: Museo al Aire Libre

Al primer cañón, a la derecha, se accede por un camino entre los dos primeros, pasando por la Geyikli Kilise (la Iglesia de los Ciervos), con pinturas de una cruz, peces y ciervos. Precisamente las pinturas de peces son muy frecuentes en Capadocia, y simbolizan a los fieles (llamados pisiculis), que se convirtieron en miembros de la iglesia al ser bautizados en la piscina (estanque en forma de L). El acróstico de la palabra griega Peces, formó la frase Jesucristo, Hijo de Dios, Salvador. Una cruz en un círculo con peces a ambos lados, simboliza a los fieles que creían en Jesucristo.

En el primer cañón de la izquierda hay una mezquita, construida a partir de una antigua iglesia. Hacia el final del cañón, dos caras de roca se incrustan en una especie de panal de cuevas, viviendas, palomares, un monasterio, trasteros, capillas y túneles que conducen al segundo cañón. Se recomienda a los visitantes no subir a estas cuevas ni pasar a través de sus túneles.

La Uzumlu Kilise (Iglesia de las Uvas) y una habitación de vivienda, con compartimientos de almacenamiento y ruedas de piedra para para moler los granos, se encuentran en el tercer cañón. Aquí el jugo de uva aparece representado como la sangre de Cristo.